¿Quemar grasa durmiendo? EPOC

quemar-grasa

EPOC son las siglas de “Excess Post-exercise Oxygen Consumption”, lo que traducido sería “Exceso de Consumo de Oxígeno Post Ejercicio” (ECOPE), es decir, el consumo de óxigeno por encima de los valores de reposo que se producen después de haber finalizado una sesión de entrenamiento.

Pongamos un ejemplo: cuando acabamos una sesión de entrenamiento, el metabolismo corporal y el gasto energético asociado a éste, no vuelven a los niveles basales inmediatamente, sino que permanecen aumentados durante un tiempo. El tiempo de recuperación dependerá de varios factores y se debe a procesos metabólicos y fisiológicos que aparecen durante y después de la actividad física.

Pero, ¿qué es exactamente lo que produce esa EPOC? Ese exceso de consumo de óxigeno se producirá por los siguientes mecanismos fisiológicos:

  • Tendremos una ventilación y un ritmo cardíaco aumentado
  • Se producirá una resíntesis del lactato a glucógeno (a través del ciclo de Cori)
  • Sufriremos un efecto termogénico debido al aumento de temperatura durante el ejercicio y al aumento de las catecolaminas que se producen durante éste
  • Tendremos un ritmo de ciclaje triglicérido/ácido graso incrementado y un cambio en la fuente de sustrato energético desde los carbohidratos hacia los lípidos.
  • Todos sabemos que si queremos conseguir una disminución de la masa grasa, tenemos que conseguir que el balance energético sea negativo, es decir, que el número de Kcal que gastamos al final del día sea mayor que la que ingiramos. Por ello, todo lo que hagamos que tenga como fin aumentar ese consumo calórico será bienvenido y deberemos ser capaces de aprovecharlo.

Entonces, está claro que la EPOC puede ser nuestra amiga si nuestro objetivo es aumentar el consumo calórico, pero… ¿es igual para cualquier entrenamiento? Pues no, y hay estudios (que os aconsejo leer si os interesa el tema) que han estudiado como influyen tres factores: la intensidad del ejercicio, la duración de éste, y el tipo (ejercicio contínuo frente a ejercicio interválico). Veamos que pasa con cada:

Intensidad del ejercicio

Será la que tenga un mayor impacto en la EPOC que consigamos, y como seguro os estáis imaginando será proporcional a ésta, a mayor intensidad mayor EPOC. Pero además, se ha encontrado que el ejercicio de alta intensidad favorece que una mayor oxidación de lípidos durante éste periodo post ejercicio, por lo que además estaremos gastando del sustrato que nos interesa.

La curva de aumento de la EPOC con la intensidad es exponencial, pero necesita superar un umbral mínimo para que comience a ser significativo.

Duración del ejercicio

Al igual que ocurre con la intensidad, mientras mayor sea la duración de nuestro entrenamiento mayor será la EPOC que conseguiremos, comportándose esta relación de forma lineal.

Tipo de ejercicio

Los estudios han encontrado las siguientes evidencias:

  • El ejercicio interválico produce una mayor EPOC que el ejercicio contínuo.
  • El ejercicio anaeróbico produce una mayor EPOC que el ejercicio aeróbico
  • Los ejercicios que implican al tren inferior producen una mayor EPOC frente a los del tren superior

quemar-grasa2

 

Y ¿qué hacemos con todo esto? ¡Usarlo a nuestro favor! Si seguimos estas indicaciones sabremos que además de gastar calorías durante nuestro entrenamiento tendremos a nuestro cuerpo trabajando y gastando después de éste. Un motivo más para usar el entrenamiento de alta intensidad siempre que nos sea posible en nuestros programas de pérdida de peso.
Extrac from www.serfuncional.com

Submit your comment

Please enter your name

Your name is required

Please enter a valid email address

An email address is required

Please enter your message

Fittrainer © 2019 All Rights Reserved